kaizen para el coaching

Kaizen para el coaching

Kaizen para el Coaching. Kaizen  (改善es una filosofía japonesa, cuyo significado hace referencia Kai a “Mejora” y Zen a “Sabiduría”. Aunque se traduce como ”mejora continua”, podemos referirnos a ella como la acción del cambio y el mejoramiento continuo, gradual y ordenado.

Se sustenta en la idea de que una serie de mejoras pequeñas de forma gradual, son más efectivas que un cambio grande.

Esta filosofía ha sido adoptada por muchas empresas que buscan la mejora continua. Y también podemos incorporar el Kaizen para el coaching, tanto a nuestros procesos de coaching con nuestros clientes como a nuestros propios procesos de mejora profesional y personal como coachs.

Una de las herramientas empresariales más conocidas que nacen del Kaizen es la metodología PDCA en español PHCA (planificar-hacer-comprobar-ajustar o planificar-hacer-comprobar-actuar) y estos cuatro pasos que se repiten de forma recurrente:

  • Planificar: Se decide el proceso que se desea mejorar y los objetivos que se quieren obtener. Los objetivos tienen que ser:  Específicos, Medibles, Alcanzables, Relevantes y en un Tiempo determinado. A la vez se planifican las acciones y posibles obstáculos que puedan aparecer en el camino.
  • Hacer: En esta etapa se implementa el plan, se ejecutan las acciones necesarias para llevar a cabo la estrategia de mejora y se van recogiendo datos para las dos fases posteriores
  • Comprobar: Se comparan los resultados obtenidos antes y después de la implantación de los cambios destinados a la mejora del proceso
  • Ajustar/Actuar: Se corrigen las posibles desviaciones y, si el plan de mejora ha dado los resultados adecuados, se incorpora al proceso

Tras la incorporación al proceso el ciclo comienza nuevamente para seguir mejorando con los ajustes necesarios.

Aplicando el Kaizen para el coaching puedes preguntarte: ¿Qué es lo que quieres mejorar como coach? ¿Qué pequeño cambio marcará una gran diferencia en ti como coach? ¿Como puede mejorar tu coaching fragmentado e introduciendo esa serie de pequeñas mejoras de forma gradual? ¿Y como puede esto ayudar a tu cliente?

Hagas lo que hagas, lo importante es ir a tu propio ritmo, hacer cada día un poco más, llegar un poco más lejos, más alto, trabajar desde lo pequeño hacia lo grande. Haz esa mejora con sabiduría.

“El carácter se manifiesta en los grandes momentos, pero se construye en los pequeños” – Winston Churchill

 

Write a comment